diciembre 8, 2022

La Brecha Informativa

Hay que estar en La Brecha

Portada » Blog » MIDE asegura que no existen las condiciones Para que las bandas de Haití operen en el país

MIDE asegura que no existen las condiciones Para que las bandas de Haití operen en el país

El Ministerio de Defensa (MIDE) aseguró hoy que no existen condiciones para que los grupos armados que llevan la intranquilidad a la sociedad haitiana puedan crear un ambiente que les permita operar en territorio dominicano; y la fronteras terrestre, marina y aérea “están vigiladas y seguras”.

Una declaración de la institución explica que “la seguridad en la Frontera con Haití es la prioridad de las Fuerzas Armadas y es el principal destino de sus recursos humanos y materiales, sin menoscabo de la vigilancia de los espacios, marítimo y aéreo”.

Destaca que “estas tareas y la labor de inteligencia, para cuidar la seguridad nacional, están los más diestros y experimentados hombres y mujeres del Ministerio de Defensa y sus cuerpos armados”

El MIDE explica que bandas armadas “que actúan en el vecino Haití, son motivo de preocupación por el ambiente de inseguridad e inestabilidad que han generado en la sociedad haitiana, con cuyas autoridades, las fuerzas armadas dominicanas mantienen un estrecho canal de comunicación que ha permitido generar un intercambio de información oportuna en ambas direcciones”.

Considera la declaración que las bandas en Haití “son una amenaza para el pueblo haitiano y sus estructuras sociales y productivas”, pero no “existen condiciones para que los grupos armados que llevan la intranquilidad a la sociedad haitiana puedan crear un ambiente que les permita operar en territorio dominicano”.

Refiriéndose a la información sobre un prófugo de la justicia dominicana arrestado por la policía haitiana, el MIDE plantea que en Haití “habitan miles de nacionales haitianos que han vivido o visitado la República Dominicana, generando vínculos con ciudadanos dominicanos”

Explica que estas personas en su mayoría “se integran a las actividades productivas, como el comercio, la construcción, la agricultura, entre otras, pero es posible, que en esa interacción también surjan de ambas partes, elementos vinculados a actividades delictivas, pero estos, no son la generalidad”.

El MIDE observa que una muestra “de la tranquilidad que se observa en nuestra frontera terrestre es la celebración diaria de los mercados binacionales, que aun con la situación que prevalece en el vecino país, marchan sin mayores contratiempos, lo cual solo puede realizarse cuando se respira un ambiente de seguridad, del cual las Fuerzas Armadas son garantes”.

TEXTO DE LA DECLARACIÓN

La seguridad en la Frontera con Haití es la prioridad de las Fuerzas Armadas y es el principal destino de sus recursos humanos y materiales, sin menoscabo de la vigilancia de los espacios, marítimo y aéreo. Al frente de estas tareas y de la labor de inteligencia, para cuidar la seguridad nacional, están los más diestros y experimentados hombres y mujeres del Ministerio de Defensa y sus cuerpos armados.

Esto garantiza al pueblo dominicano que no hay motivos para temer a ninguna de las potenciales amenazas para nuestro país, que puedan existir ahora o en el futuro inmediato.

Nuestras fronteras están vigiladas y seguras. Los actores no estatales armados (Bandas) que actúan en el vecino Haití, son motivo de preocupación por el ambiente de inseguridad e inestabilidad que han generado en la sociedad haitiana, con cuyas autoridades, las fuerzas armadas dominicanas mantienen un estrecho canal de comunicación que ha permitido generar un intercambio de información oportuna en ambas direcciones. No existen condiciones para que los grupos armados que llevan la intranquilidad a la sociedad haitiana puedan crear un ambiente que les permita operar en territorio dominicano. Las bandas en Haití son una amenaza para el pueblo haitiano y sus estructuras sociales y productivas.

En Haití habitan miles de nacionales haitianos que han vivido o visitado la República Dominicana, generando vínculos con ciudadanos dominicanos, en su mayoría, una población que en gran número se integra a las actividades productivas, como el comercio, la construcción, la agricultura, entre otras, de lo cual no escapa, que en esa interacción también surjan de ambas partes, elementos vinculados a actividades delictivas, pero estos, no son la generalidad.

Una muestra de la tranquilidad que se observa en nuestra frontera terrestre es la celebración diaria de los mercados binacionales, que aun con la situación que prevalece en el vecino país, marchan sin mayores contratiempos, lo cual solo puede realizarse cuando se respira un ambiente de seguridad, del cual las Fuerzas Armadas son garantes.