La Brecha Informativa

Hay que estar en La Brecha

Portada » Blog » Prevención y educación es la principal estrategia para prevenir el contagio de la viruela del mono

Prevención y educación es la principal estrategia para prevenir el contagio de la viruela del mono

Por:  Alerdys Díaz 

SANTO DOMINGO.-La principal estrategia a utilizar para prevenir y reducir la exposición al virus de la viruela símica o del mono, es educar a las personas para crear conciencia acerca de los factores de riesgos de la enfermedad y evitar el contagio, afirmó la doctora Milagros Alcántara, directora médica de Hospiten Santo Domingo.

La profesional advirtió que para no exponerse a contraer la enfermedad se debe evitar el contacto con los fluidos, la carne, sangre y otras partes de animales salvajes, enfermos o muertos, además de cocer bien los alimentos que contengan carnes antes de consumirlos.

Sin embargo, la profesional de la salud aclaró que en República Dominicana no se ha verificado ningún caso, y sobre el actual brote de la enfermedad dijo que “se transmite de persona a persona por contacto directo con lesiones cutáneas, fluidos corporales o con objetos contaminados de personas infectadas como ropa o toallas; también por gotitas respiratorias durante contacto cara a cara prolongado”.

De acuerdo con Alcántara, la viruela del mono, enfermedad endémica del África, es una infección viral que se transmite de animales a seres humanos, que desde mayo pasado se verifican casos en Europa, América del Norte y otros países.

“La transmisión de animales a humanos se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales, lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados. Además, comer carne y otros productos animales poco cocinados de animales infectados, puede ser factor de riesgo”, explicó la doctora Alcántara.

La transmisión -indicó- también puede producir el contagio a través de la placenta de la madre hacia el feto o por contacto estrecho durante y después del nacimiento, manifestó la doctora Alcántara.

Informó que la tasa de letalidad de la viruela símica o del mono va de 0 al 11% en la población general, y es mayor entre los niños pequeños, segmento de población donde recientemente, la tasa de letalidad subió del 3% al 6%.

Señaló que la viruela del mono suele ser una enfermedad autolimitada, con síntomas que duran de 2 a 4 semanas, y su evolución depende del grado de exposición al virus, el estado de salud del paciente y la naturaleza de las complicaciones. Las personas con el sistema inmunológico débil pueden tener peores resultados.

 Signos y síntomas

 Explicó que la enfermedad tiene un periodo de incubación que suele ser de 6 a 13 días y se desarrolla en dos fases, una de invasión, que va de 0 a 5 días, caracterizado por fiebre, dolor de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor lumbar, dolores musculares y fatiga. Y otra de aparición de erupciones cutáneas que suele comenzar de 1 a 3 días después de la fiebre, estas tienden a concentrarse en la cara y las extremidades en lugar del tronco, evolucionando secuencialmente desde máculas hasta costras que se secan y se desprenden del cuerpo, señaló la doctora Alcántara.

En casos graves -explicó- las lesiones pueden unirse y hacer que se desprendan grandes secciones de piel que derivan en complicaciones como la sobreinfección de las lesiones.

Explicó Alcántara que el manejo de los casos de viruela del mono se enfoca en aliviar los síntomas, controlar las complicaciones y evitar secuelas a largo plazo, con adecuada administración de líquidos y alimentación. En 2022 la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) autorizó el uso de un antivírico denominado Tecovirimat, cuya disponibilidad es limitada.

Sobre Hospiten

El Grupo Hospiten es una red sanitaria internacional comprometida con la prestación de un servicio de salud de máxima calidad, con más de 50 años de experiencia, cuenta con veinte centros médico-hospitalarios privados en España, República Dominicana, México, Jamaica y Panamá, y más de cien centros médicos ambulatorios, bajo la marca Clinic Assist. Lo preside el doctor Pedro Luis Cobiella. Anualmente atiende a más de dos millones de pacientes alrededor del mundo.